Aunque existen decenas de páginas web que hablan maravillas del alpiste, Joaquín y yo comprobamos eso, porque nos han ocurrido fiascos como con el NONI, que tuvo un auge mundial y los creadores del jugo de noni se llenaron millones de dólares, pero no sirve para nada, no curó a uno solo en el mundo, la misma humanidad se dio cuenta de ello y ya el jugo de noni pasó de moda, era pura publicidad, puro marketing. Hasta mi hermano Juan Diazgranados, Ingeniero de Alimentos, tuvo una productora y envasadora de jugo de noni.
En la red mundial de información se copia mucho, se repite como loro, es por ello que acostumbramos a comprobarlo todo.
Efectivamente, el alpiste es una semilla poderosísima con propiedades regenerativas y nutricionales maravillosas. Por su alto contenido de aminoácidos esenciales biodisponibles, magnesio, calcio y otros oligoelementos, el consumo diario de leche de alpiste nos ayuda a regenerar los huesos, la piel, la uñas, el cabello, el páncreas, el hígado, TODO EL ORGANISMO.
Cada 100gr de alpiste contienen:13 gr. de Proteínas - 5,2 gr. de Grasas - 55,8 gr. de Carbohidratos - 212 n: de Calorías - 50 mg de Calcio - 300 mg de Fósforo

El alpiste es una planta anual de las familia de las granívoras, y pertenecientes la tribu de las agróstideas, que crecen hasta unos 40 cm y echa una panoja oval con espiguillas de tres flores, y una sola es fértil y da semillas menudas. La semilla para el canario es cultivada en España y Marruecos, Canadá y Australia.
La semilla del alpiste, o grano de las canarias, cuyo nombre científico es Phalaris canariensis tiene muchas propiedades medicinales, las cuales están dadas por su composición. La semilla del alpiste se encuentra conformada por un 16,6% de proteínas, que trabajarían sobre diferentes áreas del sistema digestivo. Además, la semilla del alpiste contiene un 11,8% de fibras, que facilitan los procesos digestivos.
Por otra parte, el alpiste posee entre sus componentes, ácidos salicílico y oxálico. La semilla de alpiste o grano de las canarias, presenta una gran cantidad de almidón en su composición, además de sustancias nitrogenadas y resina.

Descripción: Planta herbácea que supera el metro de altura, con tres o cuatro tallos cilíndricos y huecos (cañas) provistos de nudos manifiestos y hojas semejantes a las del trigo, angostas y con largas vainas. Flores dispuestas en espículas o pequeñas espigas agrupadas en racimos, cuyo fruto es una semilla lustrosa, de varios colores y envuelto en una pequeña cáscara. Se cría en el archipiélago canario, con el nombre vulgar de triguera o grano de Canarias, en tierras de cultivo, en medio de los sembrados o entre antiguos trigales de zonas de altitud media.
Partes utilizadas: Las semillas, frutos o granos.
Principios activos: Almidón, lípidos, resina, ácidos salicílico y oxálico, y sustancias nitrogenadas.
Propiedades: Usado popularmente como hipolipemiante (reductor de lípidos o grasas en sangre), demulcente (emoliente, relaja y ablanda las partes inflamadas) y diurético. En Canarias además de aperitivo se considera gran remedio para los males de orina y piedra, riñón y vejiga, y refrescante para los calores; antiguamente con su harina se hacía pan.

El alpiste, algo que parece tan insignificante y sin demasiadas pretensiones, puede llegar a ser muy beneficioso para las personas que lo consumen. Es que, según determinaron algunos estudios realizados en la Universidad Nacional Autónoma de México, su consumo conllevaría interesantes propiedades y beneficios.

Todo partió de la siguiente premisa: tratar de comprobar el por qué el alpiste le hacía tan bien a los pájaros que lo consumen. Y lo que hallaron fue que tiene proteínas muy poderosas y con una gran capacidad alimentaria.

El alpiste sería una proteína muy enzimática, que ayudaría sobremanera a trabajar sobre diferentes áreas del sistema digestivo y del cuerpo en general. De esta manera, según se dice, serviría para perder peso (ayuda a eliminar grasas del organismo), para la diabetes (colabora con el páncreas), el hígado y los riñones. Sería depurativo e inhibidor de la reproducción bacteriana en las vías urinarias, además de ser un poderoso antioxidante.

Leche de semillas de alpiste: tome diez cucharadas de semillas de alpiste y sumérjalas en agua, dentro de un vaso, en la mañana temprano, durante 24 horas, en suficiente  agua con unas gotas de límpido, clorox, clorita o hipoclorito de sodio o de calcio, o poner en un bol o recipiente con agua y echar unas gotas de tintura de yodo para evitar las bacterias y los hongos, también se puede utilizar vinagre de manzana, que al parecer tiene acciones antibacterianas y antihongos y también les beneficia a los pájaros, preferimos la tintura de lugol y la plata coloidal, que sí que está demostrado que tienen estas propiedades antes descritas), luego de lo cual, tras lavarlas de nuevo con abundante agua, licuamos la mitad con medio vaso de agua, colamos o cernimos e ingerimos rápidamente y el resto de semillas remojadas se deja para hacer el mismo proceso de licuado y colado por la noche, ya que la leche de alpiste se daña con facilidad, dejando en otro recipiente, la porción de alpiste para el día siguiente.

Puedes colocar más cucharadas de semillas de alpiste en el vaso, puedes hacer varias tomas al día, pueden tomarlo varias personas, toda la familia.

Si deseas, pones en un recipiente aparte, granos de cardamomo en remojo con muy poca cantidad de agua, durante unas 8 horas (se aguanta muy bien durante días).
Si lo deseas, además puedes escaldar una ramita de canela y dejarla en remojo de igual modo (con mayor cantidad de agua, pues es lo único que aprovecharás en este caso).
Cuando hayas lavado el alpiste que tenías en remojo, ponlo en la licuadora con ½ vaso de agua limpia, añadiendo un par de granos de cardamomo y un poco del líquido de la canela. Bátelo bien y cuélalo dos veces, la segunda vez con un colador muy fino para evitar el polvillo resultante.

Que te aproveche, comprobarás que el sabor es mucho mejor y además añades las propiedades antioxidantes y adelgazantes de la canela y de regulación del metabolismo del cardamomo (éste además alivia las hemorroides y los problemas digestivos).

La remojada inicia el proceso de germinación y es aquí cuando la semilla recién germinada sufre diferentes reacciones bioquímicas que transforman notablemente su composición, incrementándose los valores de azúcares y aminoácidos, vitaminas E, A, B y C (en este orden), minerales, enzimas y probióticos naturales, etc. En estas reacciones bioquímicas se producen bacilos, enzimas y probióticos naturales, que benefician la digestibilidad y sistema inmunológico.

Una semilla que seca contiene un 13% de proteína, tras la germinación, que iniciamos con la remojada de 24 horas, se transforma y adquiere una composición con un porcentaje, en algunos casos superior al doble de proteínas. Pero aún hay más, y es que estas proteínas son mucho más asimilables que las de una semilla seca, pues las complejas cadenas de proteínas se desdoblan en aminoácidos esenciales (entre otros, la lisina). Así mismo, son ricos en calcio, potasio, magnesio, hierro, selenio y zinc. Lo que quiere decir que el valor nutritivo pasa de 100 a 1000 ó 10.000. DURANTE LA FASE DE GERMINACIÓN Las proteínas aumentan un 20% y, se descomponen en aminoácidos.
Los almidones se transforman en azúcares. Las sales minerales aumentan en cantidad, volviéndose más fáciles de asimilar. Aumento de varias vitaminas y enzimas.
Es por ello que el alpiste debe tomarse con semillas frescas, porque la leche de alpiste es muy sensible y se daña con facilidad.

Indicado en hipercolesterolemia y prevención de la arteriosclerosis, y en situaciones en las que se requiere un aumento de la diuresis, tales como afecciones genitourinarias (cistitis), hiperazotemia ( abundancia de sustancias nitrogenadas en la sangre), hiperuricemia, gota, hipertensión arterial, edemas, sobrepeso acompañado de retención de líquidos, gastritis y ulcus ( úlcera, sobre todo úlcera del estomago). Uso externo en eccemas.


El alpiste es una de las semillas más poderosas del Universo, su capacidad de recarga enzimática es inmensa y su contenido proteico es aún mayor. Un vaso de leche enzimática de alpiste tiene más proteína que dos o tres kilogramos de carne pero con aminoácidos esenciales estables, esto es que viajan de una manera segura e indestructible hacia el interior de nuestro organismo.
Las enzimas que proporciona el alpiste tienen un poder inmenso para desinflamar nuestros órganos, particularmente el hígado, los riñones y el páncreas, por lo que convierte este dato al alpiste en un regenerador pancreático inmenso, es decir controla la diabetes en unas pocas semanas, elimina también la cirrosis al aumentar el conteo de hepatocitos del hígado y de paso, claro, lo desinflama, recarga los riñones de enzimas, favoreciendo una saludable diuresis que elimina exceso de líquidos en el cuerpo, por lo que el alpiste es un incansable luchador contra la hipertensión, es una maravilla, por contener la enzima lipasa elimina rápidamente grasa del organismo, ya sea de las venas, arterias, o simplemente de los depósitos de grasa, por esto es un remedio grandísimo para la obesidad y genera grandes y potentes resultados como un promotor de corte y tonalidad muscular.
Claro está que si usted desea tomarla con las comidas ayuda muchísimo, sin embargo en la mañana en ayunas y antes de dormir nunca debe faltar. Jamás agregar ni fruta, ni azúcar, esto está prohibido pues el azúcar refinado es un veneno que mata las enzimas y todo lo bueno de los alimentos, ya que es demasiado ácida y nada vivo sobrevive en la acidez del azúcar refinado. Evítela, porque a mediano o corto plazo usted tampoco sobrevivirá si consume azúcar refinada.

COLABORACIÓN DE SERGIO RIVERO (URUGUAY) para los que están mal informados del silicio orgánico.

Espero este informe ayude mas a sus conocimientos querido amigo.
Y desde ya lo considero así por la buena disposición para ayudar a la gente a vivir mejor.
Y a terminar con la mafia química que tanto nos hace daño.

Silica.
¡No podríamos vivir sin la Sílica! En 1939, el ganador del Premio Nóbel de química, el Profesor Adolf Butenant, probó que la vida, tal como la conocemos, no podría existir sin la Sílica. De acuerdo con la investigación realizada en la Universidad de Columbia en 1972, la Silica es un nutrimento esencial y debe ser consumida continuamente a partir de nuestros alimentos.
La Sílica juega un papel importante en nuestras funciones corporales y tiene una relación directa en la absorción de otros minerales. El cuerpo humano en promedio requiene 7 gramos de Sílica aproximadamente, una cantidad que excede por mucho las cantidades de otros minerales importantes como el hierro. Estos dos minerales son esenciales, lo que significa que son requeridos para realizar las funciones metabólicas esenciales para la vida. Ambos elementos deben ser suministrados continuamente.

Hay varios estudios que comprueban la favorable influencia de la Silica vegetal en el desarrollo de los animales, y han sido menospreciados. La Sílica es esencial en el desarrollo del sistema óseo y la mineralización. La ausencia de este mineral resulta en deformidades de los huesos.

Una cantidad importante de los disturbios hormonales en nuestros cuerpos, a menudo se deben a un desequilibrio Calcio-Magnesio. Numerosos estudios muestran que el silicio (Silica), puede restaurar ese delicado equilibrio. El Silicio también beneficia la asimilación del Fósforo. Por lo tanto puede considerarse un catalizador en el uso de otros elementos.

Conservador de Huesos.
La osteoporosis es un síntoma del proceso de envejecimiento. Conforme el Calcio en nuestro cuerpo deja de ser aprovechado, nuestros huesos de hacen porosos y débiles. El hecho de complementarse con Calcio, no necesariamente corrige o detiene esta enfermedad ya que nuestro organismo no puede asimilar y emplear el Calcio sin la presencia de la Sílica. Hay un creciente número de evidencias que sugieren que en vez de corregir o sanar, el uso complementario de Calcio mineral, por el contrario, acelera la pérdida de Calcio en los huesos, acelerando así el proceso degenerativo de la osteoporosis y otras enfermedades similares que afectan los tejidos de soporte y conectivos del cuerpo.

En el caso de esta enfermedad, la Sílica puede detener el dolor e incluso regenerar el proceso del cuerpo de auto-reparación. Los síntomas de la osteoporosis atacan principalmente a la mujer después de la menopausia; pero el proceso degenerativo comienza mucho antes en la juventud. Hay un mayor número de mujeres que mueren por fracturas ocasionadas por la osteoporosis que por el cáncer de mama, cuello y útero juntos.

En la osteoporosis se presenta un adelgazamiento de los huesos ocasionado por la insuficiente producción de la proteína que sirve de medio circundante donde las sales de Calcio se depositan primero. Una insuficiencia de Calcio en la matriz de los huesos, produce un crecimiento en los canales óseos y espacios anormales, dando así una constitución porosa y frágil. Este hueso debilitado puede fracturarse con facilidad, inclusive con la presión o el estrés normales. Para la re-mineralización de los huesos dañados, se recomienda tomar suficiente complemento de Sílica diariamente, dado que están hechos de Fósforo, Magnesio y Calcio; pero también contienen Sílica. De hecho, este último mineral es el responsable por el depósito de minerales en los huesos, sobre todo el Calcio. Acelera la recuperación de lesiones y también reduce las cicatrices en los sitios de fractura.

Hay más y más evidencia de investigación que demuestra que a través de un proceso de transmutación la Sílica se convierte en calcio cuando es requerido. Es por esto que algunos científicos, se refieren a la Sílica como el precursor del Calcio. Aún bajo alguna condición donde el Calcio es insuficiente el organismo puede sustituir la Sílica en el Calcio que el cuerpo requiere.

¡El Cosmético Interno de la Naturaleza!
La degeneración de los tejidos se acelera con el envejecimiento cuando el tejido conectivo desarrolla una creciente incapacidad para retener humedad. La Sílica puede contribuir a retardar el proceso degenerativo de este tejido. Con la Sílica, la vitalidad que se va perdiendo con el paso de los años, puede mantenerse o incluso restaurarse de manera natural en su piel. El tejido conectivo esta formado de colágeno, elastina, muco polisacáridos y muco carbohidratos que ayudan a la retención de humedad. Su habilidad para retener agua, ayuda a este tejido a mantenerse lozano y tiene una importancia obvia en la prevención del envejecimiento prematuro. Todas estas moléculas importantes albergan grandes cantidades de Sílica. El Colágeno (que esta constituido en gran medida por la Sílica) es el "pegamento" que mantiene todo en su lugar. Mientras nuestro organismo tenga capacidad de producir suficiente de este material, nos mantendremos con una apariencia juvenil.

¡Cabello que Crece!
El cabello es el mayor responsable de una buena apariencia. Nos hace sexualmente atractivos y sirve para protegernos, por lo tanto merece ser consentido. El cabello con 90 microgramos de Sílica por gramo de cabello, es casi tan rico en este compuesto como unos huesos saludables, que tienen 100 microgramos por gramo. La Sílica es un componente fundamental del cabello. El uso de un buen complemento de Sílica debe de ser parte de su programa del cuidado del cabello, ya que ayuda a prevenir la calvicie, estimula un crecimiento saludable, asegura un brillo hermoso, más lustre y fortaleza.

¡Dientes y Encías!
Debido a que endurece el esmalte la Sílica previene las caries y protege los dientes. También previene problemas como el sangrado de encías, la atrofia y recesión de las mismas que causan el aflojamiento de los dientes, que puede terminar en la pérdida de éstos. La Sílica vegetal combate eficientemente las caries (ulceración y deterioro de dientes o huesos) e inflamación.

¡Uñas Fuertes!
Las placas de sus uñas son estructuras proteicas complejas que crecen de 4 a 5 mm al mes en promedio. En casos de deficiencia, esta tasa de crecimiento disminuye. De tal manera que las uñas podrían ser un primer indicador de la deficiencia de Silica. La desmineralización de las uñas precede por mucho a una descalcificación de los huesos. Es posible comenzar con el uso complementario de la Sílica a tiempo para prevenir pérdida de tejido óseo.

Con el uso complementario de la Sílica las uñas se hacen normales en breve tiempo. Este mineral embellecerá la apariencia de sus uñas y mejorará su dureza, haciéndolas más brillantes y menos propensas a que se rompan.

En conclusión, no hay duda que el efecto restaurador de la Sílica va a ser claramente notable en su cabello, piel, uñas y dientes. Aun así la piel y el cabello requieren de este mineral esencialmente para el mismo propósito que otros tejidos.

Como hemos visto, el colágeno debajo de nuestra piel recobra elasticidad y belleza. El colágeno le debe esta cualidad a la Sílica, la cual le proporciona una complexión hermosa que va más allá de la piel.

Más Beneficios.
La Sílica tiene efectos inhibidores en enfermedades coronarias.

El uso suplementario de Sílica vegetal orgánica, ayuda a reparar y mantener el vital tejido de los pulmones así como protegerlos de la contaminación. Al mantener o restaurar la elasticidad de los pulmones, la Sílica reduce inflamación en bronquios, actúa como un agente que reduce la tos, fortalece el tracto respiratorio superior (nariz, faringe y laringe) y apoya de manera positiva al sistema linfático.

El uso de este mineral ayuda a que la menopausia se presente sin los molestos síntomas que presenta, así como el estrés, siendo el peor de estos efectos secundarios el desarrollo de la osteoporosis. En el caso de los varones, el sistema nervioso y la red glandular también experimentan cambios graduales que ocasionan el deterioro de vitales funciones orgánicas, las cuales, pueden aliviarse con el uso de la Sílica.

En conjunto con otros antioxidantes, la Sílica, ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro y preservar la juventud.

Nuevas evidencias demuestran que los antioxidantes, como la Sílica vegetal orgánica, nos protege de la radiación dañina.

La Sílica también nos puede ayudar a prevenir piedras en los riñones, así como aliviar infecciones del tracto urinario. Es un diurético natural que puede incrementarla excreción de orina en un 30% lo cual lleva a restaurar y regular las funciones normales de órganos tan importantes.

La presencia de suficiente Sílica en los intestinos ayuda a reducir inflamaciones. Apoya en la eliminación de infecciones y mejorar la absorción en caso de úlcera estomacal e intestinal. Este mineral puede prevenir o corregir tanto la diarrea como el estreñimiento.

La Sílica vegetal puede ayudar a normalizar ciertos casos de hemorroides.

Al regularizar y normalizar los intestinos, la Sílica tiene un efecto secundario placentero, puede aliviar el dolor en la espalda baja que a menudo molesta a las personas mayores.

La Sílica ha probado ser efectiva contra el dolor y la inflamación en los periodos menstruales, accesos y úlceras en las áreas genitales y del cuello de la matriz; así como en mastitis (especialmente para mujeres que se encuentran amamantando).

La ingesta de Sílica funciona como un tratamiento de apoyo contra la inflamación del oído medio. Debido a los efectos benéficos en el sistema linfático, la Sílica, también puede ser usada contra la inflamación de los nodos linfáticos en la garganta.

Así mismo, la Silica ayuda en:


o Estimular el sistema inmune.

o Normaliza la circulación y regula la hipertensión.

o Disminuye el vértigo, dolores de cabeza, acúfenos (zumbido en los oídos) e insomnio.

o En la diabetes al promover la síntesis del inhibidor de elastasa por el páncreas.

o En las enfermedades de arterias al fortalecer los vasos sanguíneos.

o Al mejorar la elasticidad de las coyunturas, la Sílica ayuda en el reumatismo.

o Evita o alivia el Alzheimer al prevenir que la sangre absorba aluminio y puede contribuir a que se elimine el aluminio acumulado en los tejidos.

o Estimula el metabolismo y la división celular.

o Dilata el proceso de envejecimiento de los tejidos. (La gente joven tiene mayor concentración de Sílica en sus tejidos que los mayores).

o Incrementa la movilidad y reduce el dolor en osteoartritis y condiciones de esclerosis.

o Alivia el dolor de la espalda baja.

o A que los huesos rotos sanen más rápido.

o Embellece el cabello dándole brillo, elasticidad y fuerza.

o Previene las arrugas.


Según el Profesor Loeper, lo que las personas requerimos de silicio son 20-30 mg diariamente. El uso complementario de Sílica vegetal orgánica, extraída de la planta denominada popularmente "cola de caballo" que crece en primavera, asegura que la cantidad adecuada de Sílica se encuentre disponible continuamente en el organismo. Con la toma adecuada, la apropiada asimilación de este vital nutrimento puede ser asegurada, aún cuando la capacidad de nuestro cuerpo para asimilarla, esté disminuida. Cualquier exceso de este mineral, es automáticamente eliminado a través del torrente sanguíneo, los riñones e intestinos.

Todos nosotros necesitamos Sílica, sin importar nuestra edad. Es importante darle a nuestro cuerpo los alimentos que la contienen desde nuestra juventud ya que en la vejez, los niveles de ésta en las células, caen en forma estrepitosa. La Sílica tiene influencia directa en la absorción de todos los minerales que el organismo requiere para mantener la sensación de bienestar. La Sílica nos proporciona calidad de vida, aumenta el vigor y mejora la apariencia.

Para propósitos de re-mineralización, así como para la recuperación de los huesos, debemos ingerir de 4 a 8 veces la cantidad recomendada de Sílica, como una terapia alternativa que ha probado ser exitosa. Esto se hace mejor bajo el cuidado de nuestro médico.

Los científicos consideran que hay 3 tipos de silicio en nuestros cuerpos: una forma soluble, responsable por el 10% de la concentración de este mineral en nuestro organismo; una forma combinada con lípidos, y que representa un 30%; y una forma combinada con proteínas, responsable del restante 60%. Por lo tanto es seguro concluir que nuestros requerimientos diarios de Sílica son bastante elevados. Para que podamos establecer los cimientos de un cuerpo saludable en los próximos 10, o incluso, 30 años, haríamos bien en orientarnos hacia los alimentos y complementos alimenticios que nos brinden unos 20-30 mg de Sílica diariamente.
No es lo mismo el Silice o Silica mineral, que el orgánico vegetal necesario para tantas funciones en el organismo.
Espero sirva para que todos los interesados puedan perder el miedo al Alpiste de pájaro o como lo llamaron en su posts alpiste de Piolin .
Desde Uruguay Saludos cordiales

Sergio